Muchas personas podrían aún creer que aprender sobre programación es solo para desarrollar o crear programas, pero nada más alejado de la realidad. Hoy nos enfocaremos en Scratch ¿Lo has oído mencionar? ¿Sabes de que trata? Pues, te ayudaremos a que lo conozca un poco mejor y por qué es considerado uno de los lenguajes de programación más atractivo para niños y adolescentes.

¿Qué es Scratch?

Es un lenguaje de programación visual desarrollado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) con el propósito de enseñar a programar a los más jóvenes que van desde los 8 hasta los 15 años de edad. Este programa ha sido creado para que sea divertido ya que con Scratch puedes hacer presentaciones, historias animadas, juegos.  Además, te permite que el niño pueda compartir sus proyectos con otros usuarios desde cualquier parte del mundo sin limitarnos en el idioma debido a que posee un icono que te permite cambiar así el mismo. ¡Genial! ¿cierto? Scratch se convierte en una gran oportunidad para ayudar a los niños y adolescentes a que desarrollen diferentes competencias, tales como: pensamiento creativo, razonamiento abstracto, pensamiento computacional, entre otros.  Asimismo, se ha destacado por ir actualizando nuevas versiones que vayan con los retos tecnológicos con los que nos enfrentamos cada día, y así poder ofrecerles a sus usuarios maravillosas experiencias en el mundo de la programación. Trabajar en Scratch ayuda que tu creatividad e imaginación se desarrollen a niveles inimaginables para crear tus propios videojuegos.

Entorno de trabajo de Scratch

En cuanto al entorno de trabajo de Scratch podrás conseguir 3 importantes áreas para que puedas editar tu programación, disfraces y sonidos, y de esta manera con los objetos y fondos que selecciones puedan crear las más divertidas escenas de juegos, presentaciones, etc. En definitiva, de acuerdo a todos los aspectos positivos, se podría decir que Scratch es una de las mejores opciones a la hora que los niños y adolescentes puedan llevar a cabo un número infinito de proyectos increíbles.